Consejos para modernizar un Land Rover

Esta vagoneta 4×4 es un símbolo de la industria automotriz británica y en Bolivia se ven muy a menudo por las calles de las ciudades.

La chapa en aleación de aluminio, el motor de alta resistencia, son aspectos que se han convertido en una combinación ganadora.

Mientras los fanáticos esperan la nueva serie Land Rover Defender, que se presentará este año para estar en los concesionarios en 2020, la compañía británica también piensa en los cientos de miles de clientes de generaciones anteriores.

Y lo hace enfocándose en los modelos construidos entre 1994 y 2016, aunque la historia de este modelo icónico se remonta a 1948, cuando se presentó la primera de las cuatro series, que se sucedieron hasta que la producción se detuvo en 2016.

Las actualizaciones se inspiraron en los componentes utilizados para el Land Rover Defender Works V8, una serie especial lanzada en 2018 y construida en 150 unidades para celebrar el 70 aniversario del modelo.

Además de las llantas de aleación de 18″, hay dos paquetes: el kit de actualización de suspensión incluye resortes, amortiguadores, barras antivuelco y casquillos revisados para ofrecer mayor comodidad al interior del habitáculo, mientras que el kit de actualización de manejo consta de nuevos discos de freno, pastillas y prensas.

Los Land Rover Defenders equipados con el motor diésel 2.2 TDCi, disponible a partir de 2012, también pueden tener el Kit de actualización Classic Works, que aumenta la potencia del motor en 40 hp entregando así 162, para alcanzar una velocidad máxima aumentada a 170 km / h.