BMW i escribe un nuevo capítulo en la Fórmula E desde Chile.

BMW competirá por primera vez con su propia escudería BMWi Andretti Motorsport en esta 5ª temporada de la Formula E.

Además, la marca bávara continua a cargo de la flota de asistencia de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) con tres de sus vehículos eléctricos más emblemáticos:

 

El BMW i8 Coupé, modificado con componentes BMW M (con un consumo de combustible combinado de: 1.8 L /100 km; consumo de energía combinado de 14.0 kWh/100 km; emisiones de CO2 combinadas: 42 g/km) como “Safety Car”.

Por otro lado, la flota se complementa con un BMW i3s (con un consumo de combustible de 0.0 L / 100km; consumo de energía combinado de 14.3 kWh; emisiones de CO2 combinadas: o g/km) como “Race Director Car”.

 

Y para completar el programa, el BMW 530e iPerformance (con un consumo de combustible de 2.2 – 2.1 L / 100 km; consumo de energía combinado de 13.6 – 13.3 kWh / 100 km; emisiones de CO2 combinados: 49-47 g/km) como el X540e quien jugará el rol de “Rescue Car”.

 

Este tipo de competencias suelen ser una plataforma interesante de desarrollo de nuevas tecnologías en la industria a nivel mundial. Y BMW ha sabido aprovecharla para continuar innovando y sumando aciertos a la estrategia de electrificación rumbo a 2025, que la firma alemana ha definido en sus compromisos con la movilidad sustentable.

 

La Fórmula E en Chile es percibido como un evento de alto nivel respaldado por la FIA y es uno de los escenarios más relevantes para la discusión del tema de movilidad eléctrica en el país. Se llevó a cabo oficialmente el día 26 de enero.