Crash Data Retrieval, la herramienta ideal para las aseguradoras

Hace unos años la empresa alemana Bosch lanzó en el mercado un importante equipo que puede detectar importantes detalles sobre las causas de un accidente de tránsito.

 

Con este aparato que entra en un simple maletín, los peritos en la investigación y reconstrucción de accidentes de tráfico, utilizan el CDR “Crash Data Retrieval”. El CDR es compuesto por un hardware y un software que permite el acceso a la información que queda registrada tras una colisión dentro del módulo del airbag (ACM) u otro módulo, como ocurre en FORD, que también usa el módulo del sistema de transmisión del motor (PCM). Actualmente el uso de esta herramienta se utiliza en EEUU tanto por la Policía de transito, como peritos, gestores de flotas e investigadores del gobierno.

 

En realidad el CDR es un dispositivo que se conecta al módulo de control del airbag, que recoge y registra información necesaria para el correcto funcionamiento de dispositivos, como puede ser el airbag o los pretensores de los cinturones. Cuando se cumplen ciertas condiciones, el módulo de control del airbag registra los datos asociados a estos cambios bruscos en la aceleración, la dirección o rotación (es decir, una colisión). Esta información, en caso de colisión, queda registrada y puede ser extraída a través del CDR, interpretada y utilizada para la investigación de las causas del siniestro. Es una información de la cual ya se disponía dentro de los diferentes módulos del vehículo, pero que ahora podemos extraer y utilizar para la investigación y reconstrucción de accidentes de tránsito.

El sistema de CDR ayuda en los siguientes aspectos:

Obtener los datos de pre-colisión y de colisión de los vehículos.

Obtener los datos de la intensidad de colisión (DeltaV).

Evaluar de manera más precisa y detallada el análisis de velocidad e intensidad de la colisión.

Detección de fraudes.