Cuando la Universidad desarrolla tecnología automotriz

Esto puede ser un ejemplo para todas las universidades técnicas de Bolivia, un lugar en el cual confluyen ideas creativas que pueden dar vida para el desarrollo en la industria automotriz.

El E-Team, el equipo de carreras de la Universidad de Pisa, se adapta a la tendencia tecnológica del momento que está revolucionando la industria automotriz: crear automóviles sin conductor. La Formula SAE, es la competencia internacional que nació para el desarrollo de monoplazas diseñadas y desarrollada por estudiantes universitarios. En Italia un grupo de estudiantes de ingeniería e informática de la Universidad de Pisa han decidido realizar un prototipo de este tipo de vehículo hasta diciembre de 2019. El E-Team dedicará sus esfuerzos al diseño y construcción de un vehículo competitivo de auto autónomo que debería ponerse en marcha en 2020.

En el trabajo, por lo tanto, la división “Sin Conductor” del equipo se encuentra trabajando junto al equipo llamado “Combustión”: para construir este vehiculo especial hay una docena de estudiantes de los cursos de estudio en Sistemas Informáticos Integrados, Ingeniería de Robótica, Ingeniería de Vehículos e Ingeniería Mecánica. El equipo de estudiantes de la Universidad de Pisa se enfoca en la ingeniería del proyecto y, al mismo tiempo, se abre paso en el mundo de la innovación tecnológica, lo que confirma el prestigio de una universidad que desempeña un papel fundamental en el campo de la investigación y el desarrollo.

En este momento, la división Driverless del E-Team está involucrada en la prueba de un simulador que puede probar los algoritmos de control y los modelos del sistema. Los proyectos que se llevarán a cabo esta temporada se centrarán principalmente en la parte de percepción, para la que se prevé el uso de una cámara estereoscópica y una red neuronal. A través de estos dos mecanismos llegaran a la identificación de los conos y la creación del mapa del entorno y de la pista en la que tendrá que moverse el automóvil. Todo esto se hará gracias a un alto control del vehículo, que podrá dar las referencias al motor (válvula de mariposa) y a los diversos actuadores (freno, dirección, caja de cambios y embrague).