Hasta los frenos pueden ser amigables con el medioambiente (VIDEO)

El material particulado que se genera durante el frenado es tóxico para el cuerpo humano, porque es tan pequeño y ligero que puede moverse en el aire y penetrar en los pulmones. El material particulado puede ser de origen natural (debido a incendios o erupciones volcánicas) o artificial, como resultado del frenado, ya que el roce de las pastillas contra los discos crea un micropolvo también compuesto por ellos. Una solución al problema proviene de la compañía alemana Mann + Hummel, que ha desarrollado el filtro de partículas de polvo de freno, un filtro que se monta en el disco de freno, según las estimaciones de la compañía, puede absorber hasta el 80% de las partículas emitidas durante el frenado. (mira el video de abajo).
El filtro de partículas de polvo de freno se encuentra dentro de una carcasa, montado en la parte superior del disco. El posicionamiento permite que el filtro ubicado cerca de la abrazadera absorbe las partículas cerca de la “fuente”, sin que sus humos se dispersen en el ambiente. El filtro está compuesto por una pequeña red de metal, que actúa como un marco para un material filtrante capaz de absorber los polvos nocivos y almacenarlos en pequeños pliegues, similar a las bolsas. El filtro tiene una vida útil en línea con las pastillas de freno, ha pasado varias pruebas de frenado y uso (incluso con lluvia y nieve) y pesa alrededor de 500 gramos en total. El sistema está diseñado para todos los automóviles, incluidos los híbridos y los eléctricos.

MIRA EL VIDEO