Las pruebas del nuevo Porsche Taycan entran en su fase final

El primer deportivo Porsche ciento por ciento eléctrico, el Taycan, está siendo sometido a la última fase de pruebas de conducción antes de que dé comienzo la producción en serie. En Escandinavia, a pocos kilómetros del círculo polar ártico, los especialistas están probando su potencial dinámico sobre hielo y nieve. Al mismo tiempo, los ingenieros de Porsche han aprovechado el verano en el hemisferio sur. En Sudáfrica, realizan ensayos de prestaciones, así como ajustes finales en cuestiones como el rendimiento continuo y la reproducibilidad. Por otra parte, en Dubái llevan a cabo recorridos de resistencia en un clima caluroso y ensayan la carga de batería en condiciones extremas. En los 30 países del mundo donde se están haciendo estas pruebas a fondo, el abanico de temperaturas va de los 35 grados bajo cero a más 50 grados centígrados.

“Después de las simulaciones por ordenador y de las exhaustivas pruebas en banco de la etapa inicial, ahora hemos alcanzado la última fase de este completo programa de test”, dijo el vicepresidente de esta familia de modelos, Stefan Weckbach. “Antes de que lancemos el Taycan al mercado a finales de este año habremos cubierto unos seis millones de kilómetros por todo el mundo. Ya estamos muy contentos con la situación actual en la que se encuentran los vehículos. El Taycan va a ser un verdadero Porsche”.