Mazda agrega G-Vectoring Control Plus (GVC Plus) al paquete Skyactiv-Vehicle Dynamics1.

Con este dispositivo el vehículo tiene un comportamiento más suave y eficiente, con un incremento del control directo del momento de giro a través de los frenos.

En las curvas, GVC Plus aplica ligeramente la fuerza de frenado a las ruedas exteriores cuando el volante vuelve a la posición central. Esto proporciona un momento de recuperación del vehículo cuando vuelve a moverse en línea recta y logra una mayor estabilidad.

Esto permite que el automóvil se maneje mejor en las maniobras de evitación de emergencia y ofrece una mayor capacidad de control que inspira confianza en diversas situaciones, incluidos los cambios de carril de alta velocidad y la conducción en carreteras resbaladizas.

 

El primer modelo que contará con este dispositivo será el Mazda 3.