Nuevo Toyota GR Supra, cuando los mitos regresan

El nuevo Toyota GR Supra, la quinta generación del legendario deportivo de Toyota y el primer modelo GR global producido por Toyota Gazoo Racing, se presenta en el Salón del Automóvil de Detroit.

El nuevo Toyota GR Supra ha sido concebido como un deportivo en toda su pureza, el ingeniero jefe del proyecto Supra, Tetsuya Tada, ha sido fiel a la disposición clásica del motor de seis cilindros en línea delantero que propulsa las ruedas traseras, a partir del legado de las generaciones anteriores del Supra y del 2000 GT.

Los amantes del mundo del motor pueden esperar una estimulante mezcla de potencia, agilidad y precisión al volante, todo ello gracias a la forma en que el vehículo combina una batalla corta con un ancho de vías amplio, un peso reducido, un centro de gravedad bajo y una carrocería muy rígida.


El motor de 3.0 litros cuenta con un turbocompresor de doble entrada y entrega 340 CV y 500 Nm de torque, acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades, se caracteriza por una aceleración suave y potente, con una gran cantidad de par disponible en todo el abanico de regímenes del motor.

Para asegurarse de que el coche cumplía lo que prometía, el Presidente de Toyota, Akio Toyoda, lo puso a prueba en el Nürburgring, antes de dar el visto bueno definitivo. Las entregas a clientes del nuevo Toyota GR Supra comenzarán en mayo de 2019, y todos los vehículos se fabricarán en Graz (Austria).
En particular, la influencia del emblemático 2000GT se identifica en el largo capó, la carrocería compacta y el techo de doble burbuja, mientras que la imagen inconfundible de la cuarta generación del Supra se hace evidente en el estilo frontal y posterior.
El propulsor se asocia a una transmisión automática de ocho velocidades que permite subir o bajar de marcha con gran rapidez, con relaciones bajas seleccionadas para las marchas más cortas; el conductor puede hacerse cargo del cambio de marchas mediante las levas en el volante volante (paddle shift), además de seleccionar los modos de conducción —‘Normal’ o ‘Sport’— según se adapten mejor a sus preferencias y a cada circunstancia.