Porsche Cayenne y el Conde Drácula

Desde hace varios siglos la gente ha compartido historias misteriosas y escalofriantes en el día de Halloween, y hay un personaje particularmente aterrador que ha sido el espanto de todos los niños a lo largo de los siglos: el sanguinario y mortífero Conde Drácula. El aventurero Sebastian Canaves tomó un Porsche Cayenne S para seguir los pasos del famoso vampiro en la Transilvania rumana.

Han pasado más de cien años desde que el escritor británico Bram Stoker dio a conocer su pavorosa novela gótica sobre el Conde Drácula, un alma viva que sale de su tumba todas las noches para consumir sangre humana. Desde esos tiempos, el conde vampiro ha sido considerado uno de los seres más terroríficos y temidos del mundo.

Vlad III conserva una reputación de sanguinario y temible comandante con una predilección obsesiva por los rituales crueles: sediento de sangre, aparentemente invulnerable y responsable de innumerables atrocidades durante la Edad Media…

El aventurero Sebastián Canaves está dispuesto a llegar al fondo de todo esto para descubrir la verdad. Porsche viaja con él a Transilvania, la tierra natal del Conde Drácula. Sus investigaciones comienzan en la ciudad central de Transilvania, Sighișoara, que se dice fue el lugar de nacimiento de Vlad III. En un Porsche Cayenne S, Sebastián llega al centro histórico de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.