Reducir de 1 km/h significa salvar 2.100 vidas

Cada año en el mundo mueren 1,3 millones de personas en accidentes de tránsito y en Europa son 25.300 víctimas.

De acuerdo al nuevo estudio llevado a cabo por el ETSC (Consejo de seguridad y transporte europeo), es decir si se reduce el límite de velocidad de un solo km/h cada año se pueden salvar 2.100 personas de los accidentes de tránsito en los 32 países de Europa.

Una señalizacion adecuada ayuda mucho a respetar los limites de velocidad

En el viejo continente el 37% de todas las muertes en carreteras ocurren en vías urbanas. Entre los países que monitorean los niveles de cumplimiento de la velocidad en carreteras urbanas en todo el país, entre el 35% y el 75% de las observaciones de velocidad del vehículo son mayores que la velocidad legal. El 55% de todas las muertes en carreteras en la UE se producen en carreteras rurales. Los límites de velocidad estándar en carreteras rurales no autopistas varían en los diferentes paises de la UE. La mayoría de los países con una tasa de mortalidad vial significativamente más baja que el promedio de la UE de 50 muertes por millón de habitantes aplican un límite de velocidad estándar de 70 km / h en las carreteras rurales. Entre los países que controlan la velocidad en caminos rurales que no son de autopistas, entre el 9% y el 63% de las observaciones de velocidad del vehículo son mayores que el límite de velocidad.

En promedio, solo el 8% de todas las muertes en carretera en la UE se producen en las autopistas. Entre el 23% y el 59% de las velocidades observadas de los vehículos en las autopistas son más altas que el límite de velocidad.

 

Las soluciones al problema son dos:

Actualmente la UE está estudiando la implementación de un conjunto de políticas e iniciativas legislativas para contribuir de manera importante a reducir a la mitad las muertes en carretera y las lesiones graves en 2030.

1 Entre las medidas mas importantes para solucionar este problema incluyen el ajuste obligatorio de la Asistencia Inteligente de Velocidad (ISA) en todos los automóviles, camionetas, autobuses y vehículos pesados. Las investigaciones muestran que esta tecnología única podría ayudar a lograr un alto nivel de cumplimiento con los límites de velocidad y, eventualmente, reducir las muertes en las carreteras en un 20%.

2 Recopilar los datos del indicador de rendimiento de seguridad (SPI)  de forma regular y sistemática para contribuir a diseñar estrategias efectivas de gestión de la velocidad.

Bolivia se encuentra dentro de los 11 países en América Latina con más mortalidad en accidentes de carretera y según el presidente de Cámara Departamental de Transporte de la Paz.