El Supercoche hecho con sobras de plantas y madera

El Supercoche hecho con sobras de plantas y madera en el Salon de Tokio.

La nano fibra de celulosa podría tener un futuro en el mercado automotriz. Desde el Salón del Automóvil de Tokio, entre las novedades más destacadas se encuentra el primer coche superdeportivo fabricado con CNF.
El automóvil es parte de un proyecto experimental, que el gobierno japonés encargó al Ministerio de Medio Ambiente.

Técnicamente, para obtener este material revolucionario (CNF), se obtiene mediante un proceso de los desechos agrícolas y las plantas que se mezclan y hierven con ciertos productos químicos; estos aíslan y eliminan la lignina y la hemicelulosa, para obtener CNF. Otra ventaja del compuesto es que se puede moldear por inyección y obtener cualquier forma que se desea.

Este producto es cinco veces más resistente que el acero y puede ser utilizado en las partes estructurales de la carrocería y una parte de la cabina de la celda del pasajero, sobre todo el estudio detecta la ligereza del vehículo y la seguridad en la carretera en caso de colisiones.