Conducción autónoma como los monos: copiando el ser humano

Conducción autónoma como los monos: copiando el ser humano

Investigadores de la Universidad de Deakin en Australia publicaron en una revista científica local, los secretos de Waymo, Uber y sus asociados en términos de conducción sin conductor.

Es decir, los gigantes tecnológicos de la conducción autónoma están tratando de mejorar el rendimiento de los vehículos autónomos haciéndolos “imitar” el comportamiento de los conductores en la vida real.

En resumen, todo se concentra en la tecnología de “imitación de aprendizaje”, también llamada “aprender de la demostración”.

En la práctica, mientras un conductor maneja, docenas de cámaras, toma sus gestos, sus movimientos oculares, llevando todo de vuelta a un sistema de procesamiento de datos que conecta el entorno con el coche con las reacciones del conductor.

Es decir, las computadoras copian de nosotros como los monos cuando se meten al volante, y obviamente evitando todas las malas acostumbres y nuestros peores errores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *