Confirmado, Suecia renuncia a los motores de gasolina hasta el 2030

La batalla contra los motores de gasolina y diesel se está volviendo cada vez más ardua, también debido a las drásticas medidas que algunos países europeos están introduciendo en su legislación y sus leyes de tránsito.

Según algunas fuentes periodísticas, el primer ministro sueco Stefan Löfven anunció en las últimas horas que a partir de 2030 se introducirá la prohibición de la venta de vehículos de combustión.

Al mismo tiempo, Suecia planea asignar recursos significativos para expandir la red de infraestructura de carga de vehículos eléctricos. El objetivo del gobierno sueco es alcanzar los objetivos establecidos en el acuerdo de París de 2015, suscrito por 195 países.

Suecia no solo habría establecido una fecha que determinará la parada final de los motores de combustión; también Islandia y Dinamarca habrían previsto el recorte neto de las ventas de automóviles de tradición hasta 2030, Dinamarca incluso pretende renunciar permanentemente al uso de combustibles fósiles para 2050.
Gracias a los generosos incentivos estatales, en Noruega, alrededor del 30% de los automóviles registrados en 2018 estaban equipados con un motor eléctrico.