Cuando la tecnología automotriz se humaniza con el conductor

El famoso fabricante ingles Jaguar Land Rover, está probando un sistema que utiliza sensores de movimiento integrados a la tecnología de entrada keyless, para detectar al conductor mientras se acerca al vehículo y abrirle la puerta de manera automática.

La tecnología ayuda a todas las personas con discapacidad y quienes utilizan a diario un vehículo para su trabajo. Según una encuesta llevada a cabo en Inglaterra afirma que hasta un tercio de esas personas reportan dificultades justo en la fase de abordar en su auto. Además, este sistema puede beneficiar aquellas personas que llevan porta bebes, ya que el conductor ya no tendría que luchar para liberar una mano para abrir la puerta.

Una vez a bordo, los ocupantes pueden cerrar la puerta de movilidad con un botón sin necesidad de acercarse y cerrar la puerta. El software incorporado en el sistema de infoentretenimiento muestra el estado de cada puerta y permite el funcionamiento de las puertas del conductor y del pasajero desde el interior de la cabina.

Los sensores de radar ubicados en la puerta del conductor detectan los postes de luz u otros obstáculos para evitar que la puerta se abra y se golpee contra objetos. La puerta también puede programarse para cerrarse y bloquearse mientras el conductor se aleja.

Jaguar Land Rover está trabajando con un atleta para probar el sistema y ex soldado de la Marina Real Mark Ormrod, quien fue amputado de un brazo durante el conflicto de Afganistán.