En Bolivia los impuestos para importar vehículos nuevos son más altos que en Chile y Perú

Desde la década de los ‘90 que los aranceles para la importación de vehículos nuevos son entre los más caros de Sudamérica.
El parque automotor nacional, si bien en estos últimos años registró un incremento en las importaciones de autos 0 km, sigue siendo bastante antiguo.
Las medidas de prohibir la importación de vehículos mayor a un año de antigüedad también ayudó a frenar el ingreso de vehículos obsoletos, junto a la aplicación de los créditos directos y una reducción de las tasas de intereses bancarios también fueron medidas muy acertadas para incrementar la venta de vehículos 0 km.
Sin embargo, la carga tributaria que una importadora tiene que cumplir sigue siendo una de las más altas en Sudamérica, la misma que al final se transmite en el precio que paga el consumidor final. Este aspecto lamentablemente también sigue siendo un “freno” para aquellas importadoras que desearían bajar aun más el precio de los vehículos.

A continuación vamos a presentar una breve investigación sobre la base de datos sobre los aranceles que aplican las aduanas de Chile y Perú para importar vehículos 0 Km, países que en este momento también no cuentan con fábricas de automóviles:

Chile
Derecho ad valorem 6%
IVA 19%
Total tributos a pagar: 25%

Perú 
La importación de vehículo automotores nuevos implica al pago de 6% de derechos ad valorem CIF, 16% de Impuesto General a las Ventas (IGV) y 2% de Impuesto de Promoción Municipal más la percepción anticipada del IGV que por lo general corresponde a 3.5% del valor CIF más la liquidación de todos los tributos determinados en la declaración aduanera de mercancías.
Como se puede observar los vehículos nuevos no se encuentran afectos al Impuesto Selectivo al Consumo.
Total impuestos a pagar: 27,5%.

Bolivia

Dependiendo de la cilindrada, la utilidad del rodado, la capacidad, el combustible y las unidades que ingresen, el comprador paga por el ICE hasta un 20% del valor FOB del vehículo.
A eso se añade el Gravamen Arancelario (10%), el IVA para importaciones (14,9%) y el servicio de almacenamiento y despachante de aduanas.
Total tributos a pagar: 44,9%