En China hackean un Tesla

De acuerdo a un reportaje de una importante revista alemana Autobild, los expertos en seguridad del grupo chino Tencent entraron al sistema del piloto automático de un Tesla Model S, que por unos instantes dirigió el automóvil en el carril opuesto.
Para llevar a cabo esta manipulación, los hackers de China ni siquiera necesitaron la última tecnología. Para engañar al Tesla, unas pocas calcomanías eran suficientes en la calle. En la primera prueba, los parches se pegaron en la señalización horizontal de la carretera. Como resultado, estos aparecieron borrosos, como el caso que se genera con lluvia intensa. El piloto automático, que usa las líneas en la carretera como orientación, ya no reconoce el carril derecho. En una segunda prueba, los chinos pegaron tres pegatinas pequeñas y blancas en la pista de prueba. Eso fue suficiente para sugerirle a Tesla que manejaba por sí mismo otro carril en el que podía circular. Resultado: el piloto automático se apagó de repente.